1. En menos tiempo

Olvídate de un año o años de obras, las casas modulares pueden estar listas y preparadas en cuestión de meses (a partir de cinco). Un tiempo récord muy valioso, especialmente si estás de alquiler o has vendido la tuya, ya que agiliza el periodo para que puedas disfrutar de tu vivienda en el plazo en el que buscas una empresa de mudanza o vendes tu piso. Esto es posible porque se pueden coordinar varias tareas y hacer a la vez los trabajos de movimientos de tierras y cimentación junto a los del taller, sin estar pendiente de la meteorología.